La tipología de alojamientos turísticos está aumentando y experimenta de forma continua un cambio importante que añade valor y diversifica la oferta para nuevos clientes. El número de establecimientos también sigue creciendo y su gestión desde el punto de vista del hotelero debe profesionalizarse desde el inicio de la actividad sea del tipo que sea. Hoteles, hostels, apartamentos turísticos, albergues, bed and breakfast, todos necesitan ser gestionados con la misma profesionalidad y dedicación para obtener los resultados esperados.

La distribución hotelera también cambia y  hace que hoy cualquier establecimiento deba contar con un sistema de gestión completo, de uso sencillo y que no suponga un gran desembolso económico.

El PMS (Property Management System) pasa a ser una necesidad porque aumenta la eficiencia, reduce errores al centralizar en una sola plataforma la gestión de todos los canales de venta, permite dar una respuesta ágil a los cambios en el entorno y, en definitiva, suma competitividad en la gerencia diaria de cada establecimiento. El dilema se plantea a la hora de elegir un sistema en concreto de entre todas las posibilidades del mercado. A priori, se deberían tener en cuenta las características del establecimiento y su operativa diaria porque le gestión no es exactamente igual para el revenue de una cadena, un gestor de apartamentos, el director de un hostel y sus necesidades son distintas.

En este sentido, el PMS debería ser flexible, usable, tener una base tecnológica estable y sólida,  ser ágil e integrarse con el resto de herramientas para manejar disponibilidades, tarifas y reservas. Además, debe permitir actuar de forma independiente entre los diferentes canales priorizando aquellos con un menor coste de intermediación, por ejemplo.

Un software de gestión eficiente será capaz de generar revenue y de ofrecer una imagen profesional con el cliente que percibe la rapidez al realizar el check-in en uno de los primeros contactos físicos con el hotel, agradece la capacidad de facturar servicios extras al alojamiento y de modificar en caso necesario los distintos pagos efectuados en las instalaciones.

¿Qué le deberías pedir a tu nuevo PMS?

El PMS debe basarse en una tecnología consolidada que evolucione y  se adapte a la operativa de cada tipo de establecimiento y debería permitir la gestión integral desde una única plataforma.

En definitiva el PMS debe de ser una herramienta que haga fácil la gestión y permitir a los establecimientos turísticos ofrecer experiencias inolvidables a los huéspedes.

PMS MasterYield

¿Cuáles son los factores más importantes a tener en cuenta?

  • Esté diseñado por y para hoteleros: Aunque suene a eslogan, un programa de gestión hotelero tiene que haberse desarrollado por hoteleros que conozcan las necesidades que debe cubrir en la gestión diaria habitual y también las operaciones menos usuales. Es recomendable que incluya la posibilidad de introducir reglas para actualizar precios y disponibilidad de forma automática (o bajo aceptación del usuario) segmentando por canales para maximizar el revenue y número de reservas.
  • Integraciones: El PMS tendría que contar con múltiples conectividades o ser capaz integrar en el sistema las herramientas que se usen ya en el hotel tipo channel manager, motor de reservas, programa de contabilidad, etc. Si estás satisfecho con tus actuales herramientas no las cambies, ¡conéctalas con tu nuevo PMS!
  • Honestidad: Desconfía de plataformas globales con cientos de módulos adicionales al PMS que aseguran una gestión integral y si optas por una solución de este tipo, asegúrate de cada módulo “extra” funciona correctamente. De poco sirve usar un PMS que del que no puedes extraer fácilmente listados de información, gestionar la facturación, etc. Confía en un proveedor que te explique claramente las funcionalidades de su sistema.
  • Servicio y soporte como factor diferenciador: Vender sólo tecnología ya no es suficiente. Tu nuevo PMS debe ofrecer soporte 24h/365d, posibilidad de personalizar la herramienta a tu organización y seguir tu evolución desde el inicio de la relación para garantizar tu conocimiento y confianza en la herramienta.
  • Sin licencias anuales: Existen opciones en el mercado que ya no obligan a hacer un gran desembolso inicial ni a pagar cuantiosas licencias anuales por su uso. Busca herramientas que ofrezcan contratos abiertos y sencillos que no te vinculen de forma prolongada en el tiempo. Tú decides.
  • El PMS óptimo te ayuda a mejorar la toma de decisiones: El sistema tiene que ser fácil en su uso y debe ofrecer una completa serie de informes diarios y de dirección de forma sencilla y clara que te permitirá afinar la estrategia de venta a partir de datos fiables.

Si vas a cambiar de PMS o incluso si no te planteas un cambio inmediato pero quieres conocer una alternativa que cumpla estos requisitos (y más) contacta con nosotros, desde MasterYield estaremos encantados de conocerte y enseñarte cómo trabajamos para ti.

¿No crees que es el momento de analizar la cuestión?